Re-violadas

1510854845_929530_1510856089_noticia_normal

 

Infantilizadas. “¿Pero vas a ir tu sola?”. “¿Y tu marido te deja ir?”. “A ver qué haces esta noche”. “Tu no sabes hacer eso”. “No podrás conseguirlo”. “Te lo digo por tu bien”.

Apartadas. “Noche de hombres”. “Vamos de putas y lo hablamos”. “Redúcete la jornada, mujer”. “¿No puedes pedirte una excedencia?”. “¿Seguirás trabajando cuando nazca el crío?”. “¿Qué sabes tu de deportes?”.

Juzgadas. “La de las tetas grandes”. “Una gorda follable”. “Demasiado flaca”. “Guarra”. “Se la tiraron los dos”. “Puta”. “Ni con un palo”. “¿Dónde vas así vestida?”. “Muy feminista, pero bien que se maquilla”. “Estabas mejor con el pelo largo”. “Haz deporte, que eres muy guapa de cara”. “Es fea, pero folla de puta madre”.

Desprotegidas. “¿Qué ropa llevabas?”. “¿Por qué volvías sola a casa?”. “Rubia, te daba hasta en el carné de identidad”. “¿Dónde vas tu tan sola, guapa?”. “Un cubata más, y esta cae”. “¿Cuánto habías bebido?”. “¿Por qué no subes a mi casa?”.

Violadas. “Seguro que ella se lo buscó”. “Andan calentando y luego se quejan”. “Pues si no dijo que no, es que sí”. “Lo que le jodió fue que le robaran el móvil, de lo otro no se queja”. “Yo a él lo conozco, es buen chaval”.

Re-violadas: “La Audiencia de Navarra deja a La Manada en libertad provisional”.

No es por el máster

303H

No es por el máster.

En serio, Cifuentes, el máster nos da igual.

No es por el máster. Al menos, no por tu máster. Sí puede ser por el mío, que tuve que pagar a plazos y que me quitó todo el tiempo libre del último año porque trabajo más de ocho horas. Y que, desde luego, no me ha servido para nada. O por el de todos los que lo están haciendo con la esperanza de un futuro laboral que casi seguro no tendrán. O por todos, y esto es lo peor, los que no pueden pagárselo.

Seguir leyendo

Los hombres me explican cosas

20180204_181849

“Los hombres me explican cosas”.

Es el título de un conjunto de ensayos (y del ensayo que abre el libro) sobre feminismo de Rebecca Solnit. Y es, además, una verdad tan grande que no la salta un trapecista del Circo del Sol.

Quizás no tanto “los hombres me explican cosas” como “algunos hombres me explican cosas que yo no necesito que me expliquen”.

Se escribe “mansplaining” y se lee “tíos que piensan que su pene es una varita mágica que los hace sabedores de una verdad absoluta que te tienen que explicar”.

A mí me llevan “explicando cosas” desde que tengo memoria. Pero ese “explicar cosas” se ha hecho especialmente molesto desde que soy periodista.

Seguir leyendo

Fuimos Diana Quer

diana-quer

Fuimos Diana Quer. Todas.

Cuando tenía 18 años salía con un tío que era un CAPULLO. Así, con letras grandes. Mi padre, mi madre, mi hermano, mis vecinas, mis amigas, mis amigos, mis compañeras del instituto, mis primos lejanos… TODO EL MUNDO me decía que aquel tío era un sinvergüenza. Yo no escuché a nadie.

Seguir leyendo

Nunca me pegaron

118H

Nunca me pegaron.

Pero me dijeron que estaría mucho más guapa con cinco kilos menos. Los días que me despierto tarde y no me maquillo, hay alguna vecina preocupada por si estoy mala: “Tienes muchas ojeras”. También hay almas caritativas dispuestas a recomendarme que me calce tacones, que soy muy pequeña para ir siempre en plano. He escuchado comentarios sobre mis tetas desde que soy adolescente. Un hombre de cincuenta años, me preguntó por qué fumaba: “Yo a una fumadora no dejo ni que me la chupe”, me espetó.

Seguir leyendo