“Vive, joder, vive”

 

“Vive, joder, vive.

Y si algo no te gusta, cámbialo.

Y si algo te da miedo, supéralo.

Y si algo te enamora, agárralo.”

¿A que es bonito? No lo he escrito yo. Son unos versos del libro “Primero de poeta”, de Patricia de Benito.

Esta semana los he pensado mucho. Siempre los pienso cuando el destino desordena todo el tablero. Cuando el karma se confunde, y castiga sin piedad a los buenos. 

Ha sido una semana de mierda para mucha gente que quiero. Y cuando digo de mierda, quiero decir que ha sido una semana horrible: de esas que apagan un foco y te dejan sin una luz para siempre.

“Vive, joder, vive”. 

Y me veo tuiteando el verso de Patricia de Benito. Sentada en una silla que no me va bien. Tarareando letras que ya no me suenan. Batallando guerras que no son mías.

Estoy segura de que mi yo de hace diez años no está nada orgullosa de mí. Esto no era lo que teníamos previsto para nosotras.

Porque esa cría de veinte años sabía lo que hacía. El alma le dictaba locuras felices. Y ella las seguía. Esa cría no pensaba en números. Esa cría sí vivía, sí cambiaba, sí superaba y sí agarraba.
Yo ya no lo hago. Creo que vosotros tampoco. Y creo que vuestros yo de hace diez años también están tristes.

Vivimos poco, cambiamos mal, superamos con tiritas y agarramos lo justo. 

Vamos tirando. Esperando. Tachamos días en un calendario que ya no tiene colores.

¿Cuándo fue la última vez que le bailaste a la vida como si nadie te mirara?
Yo hace mucho.

Lo sé. Lo sabemos. Y, aún así, lo retrasamos. “Mañana lo hago”.

Pero entonces llega el destino y te dispara la verdad. Y te recuerda, sin anestesia, que no hay mañana infinito. Está aquí para cambiar las reglas del juego que creías que ibas a ganar.
Y apaga luces. De esas que tanta falta nos hacen.

A todos los focos que ya no nos alumbran se lo debemos. Empezar YA. A vivir, a cambiarlo, a superarlo, a agarrarlo.

A retrasar diez minutos la alarma del móvil. A reír hasta que duela. A improvisar. 
A abrazar a quien nos abrace. A querer a quien nos quiera.
Lo demás importa nada.

“Vive, joder, vive”. 

Gracias por todos los recuerdos de infancia que ahora siempre llevarán tu nombre.

6 comentarios en ““Vive, joder, vive”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s