Cerdos

236h

Cerdos, degenerados, asquerosos, criminales y… Mucho más. 

Integrantes de los chats “Manada”, “Veranito” y “Peligro”… Y sólo dios sabe cuántos chats y “Manada”, “Veranito” y “Peligro” más.

Seres no humanos capaces de drogar a una mujer, sobarla hasta los intestinos, abandonarla en medio de la nada.

Capaces de violar entre cinco a una en San Fermín . Y, los otros, dispuestos a reír la gracia.

Veinte tíos. Veinte. O alguno más. Leyeron, escucharon, vieron y sintieron lo que hacía y narraba la “Manada”. Y se rieron. No hay ni una palabra de reproche, ni un tecleo de duda, ni un “Fulanito ha abandonado el grupo”.

Se rieron, aplaudieron y bromearon. “Otra Marta del Castillo”, dice uno de ellos.

Cerdos.

He vivido en la ignorancia durante muchos años. O he sido muy afortunada, no lo sé.

Hasta hace unos días, he abierto la boca para reírme de los movimientos feministas.

Sí, lo he hecho. Y tengo casi tanto delito como los que se rieron en esos chats. 

He sido de las que piensan que libramos luchas que ya no nos corresponden, que no hay que fijarse en los detalles. Que otras ya lo lucharon por nosotras.

Porque, decía yo, ¿qué más da si un tío te mira el escote?, ¿a quién coño le importa que un hombre que quiere plantear un problema SIEMPRE se dirija a otro hombre cuando entra en una redacción donde también hay una mujer?, ¿qué más da si un tío te repite la misma cosa cien veces porque cree que tú no puedes entenderlo?

Al fin y al cabo, tú sabes que tus tetas son tuyas. Sabes que lo entiendes y la duda, cuando no tiene ningún fundamento, no ofende.

Eso pensaba yo.

Pero es que yo no sabía que existen cerdos capaces de formar parte de la “Manada”.

En serio, no lo sabía. A riesgo de parecer la tonta, la ilusa, la pueblerina.

No creo que ningún hombre que se relacione a cualquier nivel conmigo sea capaz de eso. No he conocido a un cerdo de ese nivel en mi vida.

“Son todos iguales”, decimos siempre las mujeres. Muy especialmente cuando nos tocan los ovarios pies con dudas, con WhatsApps que quedan sin respuesta, con mamoneos de alergia al compromiso.

Y no, me niego a pensar que cualquier hombre de mi entorno sea capaz de reírse de la violación de una mujer drogada. No puede ser posible.

No vivo  en “Nunca jamás”. Sé que los tíos cambian cuando están en grupo. Lo explica muy bien “El hombre palet” en este post, que os recomiendo que leáis.

ted_and_barney

Pero, en serio, ¿cuántos pasos hay desde los mensajes de “tetas” y “culos” de mujeres desconocidas hasta convertirse en un cerdo de la “Manada”? ¿cuántos hombres son capaces de reírse de las gestas de un violador?

¿Cuánta distancia separa a un cerdo al uso de un cerdo de la “Manada”?

No lo sé. Hace unos días también, para más INRI, circuló por Twitter el vídeo sexual de dos jugadores del Eibar con una chica. La mujer está allí de buen grado, se percibe, pero en un momento de la grabación mira a la cámara y dice “no, ¿eh?, eso no”. 

“No”, ya lo dijo Sánchez, es “no”. Así que la mujer estaba en su salsa con dos jugadores en el campo, pero no quería retransmisión del partido.

¿Por qué coño, entonces, ese tío no borró el vídeo? ¿por qué lo envió por WhatsApp?

Más cerdos.

Está el género para darle una oportunidad…

Y estamos las que nos reíamos de todo lo que nos queda por hacer, para escribir posts… En fin.

8 comentarios en “Cerdos

  1. Monica dijo:

    La palabra cerdos les queda pequeña, de un cerdo se come hasta las orejas dicen! Yo diría panda de degenerados, sin neuronas ni sentimientos, no soy feministas PERO SOY MUJER Y MADRE.
    Da gusto leerte! Como siempre.
    ANEXO: no nos tengas tan olvidad@s 😉

    Me gusta

      • Soledad Prieto Lavandeira dijo:

        hola Carmen como siempre escribes desde la lógica,y desde el cabreo como todos los que decimos vasta ya de tanto hijo de puto porque cerdos ,no se como explicarme como tu les queda pequeño ,desgraciados a esta gente le suda todo ,pero ojala lo vivan en sus propias carnes ,tendrán hermanas,primas y quizás algún dia hijas que le hagan lo mismo que que se pudran en su rabia no merecen ni ser hijos de nadie de verdad digo si seguimos asi nos comeremos unos a otros o ojo por ojo porque encima ¡¡ la justicia ¡¡ que justicia uffffff sin comentarios cuídate cielo y sigue escribiendo cosas y protestas tienes muchas agallas bikiños

        Me gusta

  2. bbecares dijo:

    Me alegro que hayas visto que sí hay por lo que luchar. Las adolescentes ahí por Asturias para no irnos lejos siguen siendo motivo de mofa y malas palabras cuando se besan con más chicos de los que deberían (no me digas cuál es la cifra que no me la sé), mientras ellos son los machitos. Los jóvenes son aplaudidos si le tocan algo del cuerpo a alguna coleguita. Y al revés aún es motivo de vergüenza. Si alguna nena comete un desliz puedo ser motivo de burla durante muchos años por sus amigos y conocidos chicos. Escucho las conversaciones de amigos y amigas de mi hermana y me asusto. Y son nuestro futuro.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s