Lo que de verdad importa

porunsaharalibre.org

porunsaharalibre.org

Lo que de verdad importa no es, ni de lejos, lo que nos está importando. Que la carta de una australiana que no cree en el amor incendie Twitter y el Sáhara ahogado nos deje así, que ni frío ni calor, es para hacérselo mirar.

He pensado muchos días en este post. Y, la verdad, es la primera vez que no sé muy bien qué decir (escribir).

A mí las desgracias, las tragedias, me dejan sin palabras. La pasividad de los que las contemplan me paraliza.

Hemos fallado. Como país y como individuos. Porque si una madre abandona a un hijo, aún teniendo medios para mantenerlo, es una mala madre. Y si el resto de la familia mira hacia otro lado, y no interviene, es una mala familia. Ahora cambia madre por España y Sáhara por hijo. Cambia familia por españoles.

Que el patriarca de la familia se siente a comer con el líder de los “buyers” que apalean a diario a ese hijo que hemos dejado en la estacada, sí que es para salir a la calle. Para quemar contenedores.

Y no la entrega de unos premios que, nos gusten o no, no están matando a nadie.

Nos importa mucho lo que vende. Y muy poco la raza humana.

Las lluvias torrenciales de los últimos días en el Sáhara han dejado a 25.000 personas (muchos niños y muchas niñas) sin casa. Sin comida. Sin nada.

25.000 personas.

Algunos damnificados tienen una parte de su familia en España. Porque sí, somos un mal país, pero hay (un puñado de) gente buena.

Las casas en las que pasan los veranos niños del Sáhara han vivido los últimos días en vilo. Con un silencio de ese que corta el aire y deja sin respiración.

Yo viví una vez un momento así. El 27 de febrero de 2010.

Mucha gente me ayudó aquel día. La que más, una periodista de nombre María. Sin conocerme de nada, renunció a su día de descanso para sustituirme y que yo esperara en casa por una llamada tranquilizadora.

Estos días, María esperó en tensa calma hasta que recibió noticias de su familia del Sáhara. Lo que escuchó al otro lado del teléfono no fue del todo bueno.

Pero, al menos, hubo un coro de voces para hablarle.

Admiro a María y a su familia. Y a todas las familias que son la excepción que confirma la regla.

La regla es un país que mira al cielo mientras el Sáhara se hunde. Que sólo comparte chistes fáciles, post ridículos (sí, aquí también incluyo mi post estrella de la vida).

De vez en cuando, fotos de niños ahogados. Pero sólo si son Trending Topic.

Podemos ayudar. No es tan difícil. Hay un número de cuenta (BANCO SABADELL: ES84-0081-0655-63-0001351540) para hacer ingresos.

Hay (algunas, no las suficientes) noticias que se pueden compartir en las redes sociales.

No todo van a ser cartas de amor.

2 comentarios en “Lo que de verdad importa

    • Carmen María Basteiro dijo:

      Pues sí. El problema es cuando los quemamos por algo que, al final, ni fú ni fa. En Asturias acaban de hacer una manifestación de rechazo contra los Premios Princesa… No he visto ni una pancarta por el Sáhara… Pero bueno, se ve que protestar por unos premios vende más… Gracias por comentar!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s