No busques la felicidad

b3eeea5db1c439f6a757af3b8327db13

Dice el actor, escritor y guionista Odin Dupeyron que la búsqueda de la felicidad es estresante. Y yo estoy de acuerdo con él. Esa corriente de diseñadores gráficos, coach y entrenadores personales que se pasan la vida diciéndonos que podemos alcanzar cualquier sueño están haciendo mucho daño. No busques la felicidad.

Y digo esto después de ver el vídeo de una entrevista a Odin Dupeyron que compartió una amiga en Facebook (y que vosotros podéis ver aquí). Él pone un ejemplo brillante: a alguien puede apasionarle la canción y no por ello tener el registro, el tono, el gusto y el oído necesarios para ser cantante. Sí, puede que quieras que tu vida sea la canción. Llenar escenarios y poner al público en pie. Pero quizás no puede ser. Y si te empeñas en seguir ese camino, si te empeñas en desafinar hasta el final, desperdiciarás todos tus días y tu verdadero talento.

No busques la felicidad. Busca la excelencia. Porque, esto ya lo digo yo y no Dupeyron, todos tenemos un talento. Todos somos extraordinarios en algo. Seguro que tienes una habilidad que te hace ser mejor que el resto. Lo difícil, a veces prácticamente imposible, es encontrarla. Yo sigo buscando la mía. Puede que sea un genio haciendo calceta, una hostelera nata o una vendedora implacable.

No busques la felicidad. No te empeñes. Porque ese tiempo que pierdes empeñándote en conseguir una meta que no alcanzas lo estás desperdiciando. Si te has presentado a cien castings para ser actor y aún no has tenido tu oportunidad, en serio, déjalo ya. Si te pasas la vida invirtiendo en bolsa y perdiendo euros, nunca serás un buen broker. Si montas un chiringuito y no pones ni un triste cubata, deberías de cerrarlo.

No busques la felicidad. Sal y busca algo en lo que de verdad merezca la pena invertir tu vida. No martirices a nadie con un libro infumable. No abras un blog lleno de vídeos y textos ridículos. No diseñes un edificio que diseñaría un estudiante de Bachillerato. No diagnostiques mal a otro paciente.

No busques la felicidad. Reinventa tu vida. Conozco a un ingeniero que hace unos diseños de ropa que queman la vista de bonitos que son. Una de las escritoras que ocupan las listas de los más vendidos en Amazon estudió medicina.

No busques la felicidad. No desayunes con una taza de Mr Wonderful con el mensaje “Si puedes soñarlo puedes hacerlo”. Porque es mentira. Inténtalo sólo un par de veces y, si no llega, olvídalo. Los hay que, de tanto intentarlo, llegan a la meta tan ajados que no pueden recoger la medalla.

No busques la felicidad.

Cuando dejes de buscarla, aparecerá.

2 comentarios en “No busques la felicidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s